Título apantallante ¿no crees?, pero el significado es simple:

Disonancia cognitiva se refiere a la tensión o desarmonía interna de ideas, creencias y emociones que tiene una persona entre 2 explicaciones en conflicto.

El término se usa para identificar el comportamiento de negar los hechos, lo evidente, los datos ante los filtros de cómo queremos ver las cosas.

Es un autoengaño sustentado por deseos e irrealidades para justificar la negación de algo que no nos gusta o no nos conviene.

Primero iniciemos con unos ejemplos de grupos poblacionales que manifiestan disonancia cognitiva sobre los siguientes temas de actualidad:

  • Los que creen que la Tierra es plana.
  • Los que no creen en la Teoría de la Evolución de Darwin.
  • Los que no creen en el cambio climático.
  • Los que no creen en las vacunas.
  • Los que no creen en la pandemia de COVID19.
  • Los que no creen en la ciencia.
  • Los que creen y actúan con base en la Astrología.

Adicionalmente los conspiracionistas que esgrimen y defienden diversas teorías :

  • Que el Nuevo Orden Mundial está a cargo de los Illuminati y el Club Bilderberg.
  • Que los reptilianos, raza extraterrestre están entre nosotros.
  • Que el COVID 19 es una herramienta de control poblacional.
  • Que vivimos en una realidad virtual, en la Matrix, como en la famosa película.
  • Que el hombre no llegó a la Luna en el Apolo XI.
  • Que Neil Armstrong, primer hombre en la Luna, vio extraterrestres.
  • Que los ataques de 09/11 fueron realizados por los E.U.A. así como en Pearl Harbor.
  • Que hay un ocultamiento extraterrestre en el área 51 en los E.U.A.
  • Que el Triángulo de las Bermudas es un portal en el tiempo-espacio.
  • La maldición del Rock, en la cual diversos músicos mueren a los 27 años.
  • Que Hitler no murió sino que escapo a Sudamérica.
  • Que la enfermedad de las “vacas locas” era un arma biológica.
  • Igualmente la gripe aviar, la porcina y el AH1N1 como herramientas de control.
  • Que los extraterrestres construyeron las grandes obras de la antigüedad.
  • La teoría de control digital vía las redes sociales y sistemas informáticos.
  • El HAARP maquinaria de control del clima, huracanes, terremotos, volcanes y lluvia.
  • El envenenamiento global del cerebro por el flúor de las pastas de dientes.
  • Igualmente el envenenamiento vía el aspartame , un endulzante artificial.
  • La conspiración en contra de la energía libre y sin cables de Tesla.
  • Que British Petroleum (Reino Unido) es el real dueño de Pemex y Petrobras (Brasil).
  • Las alianzas de los gobiernos mexicanos con el narcotráfico.
  • La profecía maya del fin del mundo.
  • Que Jesús se casó y tuvo hijos.
  • El grupo QANON asegura que los demócratas en los E.U.A son satanistas pedófilos.
  • Que la Tierra está hueca en su centro y hay otra civilización ahí.
  • Que la Atlántida aún está habitada pero debajo del mar.

Como vemos hay mucho, mucho allá afuera para perderse si no usamos nuestra capacidad de raciocinio, investigación y análisis para cuestionar cada una de las anteriores teoría conspiracionistas.

Sin embargo en un Mundo interconectado tecnológicamente, las redes sociales juegan un papel decisivo en la perpetuación de la disonancia cognitiva.

El objetivo final de las redes sociales (Facebook, Twitter, Instagram, etc.) es incrementar nuestro tiempo de interacción y permanencia en ellas para poder bombardearnos con ofertas comerciales.   Para lograr esto éstas empresas cuentan con algoritmos apoyados con inteligencia artificial para conocernos mejor que nosotros y saber que deben enviarnos para mantenernos “atrapados en ellas”.

Si las redes sociales identifican que estás a favor de combatir el cambio climático y que además eres corredor y has comprado tenis Nike, entonces te enviarán todas las noticias, artículos, memes, fotos y videos a favor del cambio climático así como todo lo relacionado con correr e insertará estratégicamente anuncios comerciales de tenis Nike o similares. De esta forma te mantendrán contento, interesado y conectado.

A nadie le gusta que le digan que esta mal y menos que tengan apertura a reevaluar sus convicciones. Éste es el real peligro, ya que las redes sociales nunca te dirán lo que es verdadero o falso sino sólo lo que te gusta para mantenerte complacido sin enviarte información contraria ya sea falsa o verdadera.

El ejemplo práctico en México es que los seguidores de AMLO recibirán sólo las notas a su favor y sobre quien no lo quiere y los opositores a AMLO recibirán las noticias sobre todo lo malo, entonces ¿dónde queda la verdad?…. en algún punto intermedio entre tales extremos, pero es algo que no importa a las redes sociales.

La ciencia es enemiga del populismo y el populismo es amigo de la disonancia cognitiva.

¿Entonces, cómo llegar a un acuerdo?  ¿Cómo llegar a la verdad?

Pues con mucho esfuerzo y trabajo ya que no es nada fácil convencer a quien no quiere ser convencido y menos si tus herramientas más poderosas como son la ciencia, los hechos, los datos y lo evidente son descartadas en una forma contundente.

En mi opinión el gran problema subyacente de México es la educación, no la corrupción, no la pobreza, no el Estado de Derecho, ni la inseguridad ya que todo lo anterior se genera o evita si se tiene  una adecuada educación incluyendo una fuerte formación ética.

Sin esto la disonancia cognitiva seguirá creciendo y definiendo el futuro de nosotros, del país y del mundo.

Por la explicación anterior los pasos para combatir a la disonancia cognitiva son simples y son los siguientes:

  1. Reforma educativa donde el alumno sea el elemento central y no el docente.
  • Al menos 25 años de continuidad, congruencia, seguimiento y ajustes de la reforma anterior.
  • Uso de las redes sociales como herramientas y no como guías de pensamiento.

Nada mas….

Contáctanos en contacto@meetlink.mx y en la página www.meetlink.mx